El Heraldo de Puebla

El país de uno…

Sergio Penagos García

En nuestro país se viven tiempos interesantes y pareciera que la intención del destino se centra en no dejar de producirnos sobresaltos en forma continua. Todos los días nos despertamos con noticias que no son agradables y los tiempos de pandemia por los cuales atravesamos contribuyen en gran medida para mantenernos con los nervios de punta.

Por un lado, está el tema económico que nos preocupa a todos menos al gobierno en turno; pues no obstante que los mexicanos enfrentamos una situación de zozobra constante por no tener claridad sobre el futuro que depara a los de negocios que aún permanecen a flote y no percibimos que la federación ponga en práctica medidas contra cíclicas para aminorar los efectos económicos creados por la pandemia; sino que, por el contrario, los mensajes desde Palacio Nacional han sido claramente desalentadores: “si una empresa quiebra, pues que quiebre…”.

Respecto del tratamiento de la pandemia y las medidas de seguridad que los ciudadanos debiéramos tomar para intentar aminorar la propagación de la enfermedad, podemos decir que los mexicanos nos hemos visto atrapados en una espiral de desinformación, causada por el exceso de mensajes contradictorios proveniente de las más altas esferas gubernamentales. Recordamos que al inicio de la emergencia sanitaria declarada por las autoridades federales del sector salud, se nos enviaba constantemente la frase imperativa: “¡Quédate en casa!”; pero al mismo tiempo, el mensaje presidencial era contrario y se recomendaba continuar con la vida al ritmo acostumbrado; incluso, el primer mandatario de nuestro país continuaba con sus giras a lo largo y ancho del territorio nacional. Así vivió “Susana Distancia”, hasta que la confusión le dio cristiana sepultura.

Ahora, la narrativa va pretendiendo responsabilizar a los ciudadanos de los efectos causados por la pandemia del “COVID-19”. Desde algunas esferas se empezó a escuchar un mensaje mediante el cual se señala que los ciudadanos somos los causantes de la gran escalada de contagios de las últimas semanas, por no haber sabido cuidarnos debidamente nosotros mismos.

Cuesta mucho trabajo admitir la propuesta de que los mexicanos somos responsables directos de que la propagación del virus no tenga freno. Sin restarle culpa a quien se infecta por tentar al destino y no tomar ninguna medida sanitaria de contención, no es posible dejar a salvo a las autoridades de los efectos causados por haber mandado a la población mensajes contradictorios e imprecisos, cuyo único objetivo parecía estar encaminado a reducir los impactos políticos de las decisiones que de manera firme debió tomar el gobierno frente a los ciudadanos. Buscar que los mexicanos admitamos ser responsables directos de los efectos de la pandemia, sin que el gobierno asuma el peso que le corresponde, sería tan injusto como señalar a los mismos mexicanos de ser responsables por los altos índices de inseguridad debido a que somos nosotros quienes no sabemos cuidarnos adecuadamente de la delincuencia.

Esperamos, sinceramente, que la narrativa y la toma de decisiones en cuanto al manejo de las crisis, económica y de salud por las cuales atraviesa el país, se modifiquen para bien y que ello ocurra muy pronto. Hasta ahora, los ciudadanos hemos tenido que tomar determinaciones por nuestra propia cuenta y navegar los riesgos que significan los retos que enfrentamos como sociedad; sin embargo, es momento de que desde las esferas del poder se tome en serio que un país no puede ser gobernado bajo la perspectiva que se trabaja sólo para un determinado sector de la sociedad; sino que la conducción de un país tan diverso como México requiere amplitud de miras y un proceso de cobertura para atender cada una de las problemáticas que nos aquejan. Repartir apoyos en dinero o despensas, no es suficiente y la realidad pronto se encargará de demostrarlo.

Sergio Penagos García
Notario Público
Twitter @SergioPenagos

Lo más visto

Quizá te interese

Transformación digital

¿Eres de los que usa los passwords que todos usan?

En tiempo real

Reanudar actividades no prende luz verde al semáforo; sigue en rojo

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: