El Heraldo de Puebla

Analfabetismo en Puebla, para llorar: Paco Taibo II

Paco Ignacio Taibo II espera que con la llegada del nuevo gobierno a Puebla haya estrategias para combatirlo

Alberto Arcega Macuil | El Heraldo de Puebla

Los índices de analfabetismo en Puebla son para llorar, aseguró Paco Ignacio Taibo II, por lo que confía que con la llegada del nuevo gobierno estatal se implementen las estrategias para combatirlo.

Mencionó lo anterior en entrevista durante su visita a Puebla al inaugurar el Encuentro Cultural que se llevó a cabo en la explanada del Complejo Cultural Universitario (CCU) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), el pasado sábado, en donde además hubo una zona de libros del Fondo de Cultura Económica (FCE).

Enfatizó que Puebla era uno de los estados que más libros vendía, pero esa situación cambió en los últimos años.

Hay que señalar que Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Puebla son de las entidades en el país que presentan mayor analfabetismo.

Al respecto, Taibo II mencionó que llevará textos a los sitios más escondidos de Puebla, incluyendo la Sierra Norte.

Abordó que al frente del Fondo de Cultura Económica, en la administración del gobierno federal que preside Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se han vendido más de un millón de libros en el país.

Intentaron convertir a Puebla en Disneylandia

En otro orden de ideas, Paco Ignacio Taibo II también señaló que en los últimos años el morenovallismo intentó convertir a Puebla en un «Disneylandia», pero que esos intentos fracasaron, pues se conserva la verdadera imagen cultural, la de la Batalla del 5 de Mayo:

«Convertido por muchos años a ser como Disneylandia, a pesar de sí misma, pero no, siendo Disneylandia desaparece rápidamente y surge la Puebla del general Ignacio Zaragoza [sic].»

Foto: Sergio Cervantes / El Heraldo de Puebla

Lo más visto

Quizá te interese

En tiempo real

La estrategia de AMLO de apoyar a adultos mayores  

Forma y Fondo

Leyendas e historia del chile en nogada (4)   Por

Check in

Panamá Por Alejandro Cañedo Desde hace casi quinientos años, había

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
error: Content is protected !!