El Heraldo de Puebla

Ruby Aguilar, caso de éxito de «Medtronic»

La estudiante de Ingeniería y atleta de alto rendimiento se sometió a 15 cirugías para intentar salvar su tobillo

Un 2 de marzo de 2018, la vida de Ruby Aguilar cambió completamente. Sufrió un aparatoso accidente mientras viajaba en su motocicleta; una camioneta la arrolló y la aventó hacia un puente, lo que le provocó -entre tantas lesiones- una fractura expuesta de su tobillo derecho, que según los doctores que la atendieron en su natal Veracruz, estuvo a un centímetro de que se desprendiera completamente de su cuerpo, comprometiendo la circulación y cobertura cutánea del músculo y la piel.

Estudiante de Ingeniería y atleta de alto rendimiento destacando en béisbol y natación, Ruby Aguilar de 22 años relató ante los medios de comunicación el calvario que enfrentó al someterse a 15 cirugías para intentar salvar su tobillo, sin éxito, hasta que viajó a la Ciudad de México, donde llegó a Medtronic con el Dr. Jonathan Hernández Molina, especialista en ortopedia y traumatología, quien al examinar su caso le comentó sobre regeneración ósea, ya que para ese momento, su peroné había sido removido para utilizarse como injerto.

«Optamos por la utilización de una proteína ósea recombinante que se llama ‘infuse’ que mediante un activador, se realiza la mezcla de estas sustancias y ya sea el médico, enfermero obtiene la proteína ósea que se encuentra en el frasquito y se coloca en una esponja de colágeno la cual nos permite manipular esta proteína y colocarla donde existe un defecto ósea o pérdida de hueso y es lo que nos permite el controlar que cantidad de hueso se va a formar en esta área», comentó el Dr Hernández Molina, quien rindió el testimonio médico de Ruby y sus avances tras la cirugía.

El pasado 25 de agosto, Ruby Aguilar se sometió a dicha operación, en donde los doctores completaron con éxito la alineación y el alargamiento de la extremidad, sorteando la amputación a la que la joven estaba resignada.

«Desperté después de que el doctor salió del quirófano y yo desperté, sentí la movilidad de mis dedos, poco a poco a pesar de estar entumidos por la anestesia, pero yo me sentí diferente y sin embargo, jamás me imaginé que el doctor al otro día me iba a decir ‘párate y vamos a caminar. Para mí fue un reto muy grande, es como cuando a un bebé lo paras y le dicen deja de gatear y empieza a caminar, para mí fue algo impactante», relató con gran alegría Ruby Aguilar.

Tres semanas después de la operación y gracias al esfuerzo y pundonor que Ruby Aguilar puso para volver caminar, lo logró con ayuda de un bastón. A partir de ese momento, la evolución sorprendió hasta el propio doctor, al ver que a la quinta semana, Ruby era capaz de caminar por sí sola sin métodos de ayuda.

«Hoy han pasado 7 semanas desde que me operaron y en menos de dos meses gracias al esfuerzo y dedicación vuelvo a estar de pie, yo puedo soltar las muletas, puedo soltar el bastón, he vuelto a recuperar mis sueños, mis metas, teniendo esperanzas de volver a caminar y poder continuar con mi vida».

Quizá te interese

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: