El Heraldo de Puebla

Opinaré, pero no decidiré candidaturas: Barbosa

Soy un político hecho, estructurado, tengo el equilibrio en mi carácter, en mi forma de ser y pensar, estoy convencido de eso y no quiero tener otro cargo

«Seré el primer gobernador que no meteré las manos en un proceso electoral, bueno, a excepción de Guillermo Pacheco Pulido, quien nos ayudó mucho para que no hubiera las manos del gobierno en la elección. Pero de ahí para atrás, todos se metieron», aseguró el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En conversación con el noticiero Tribuna 98.7 FM, que se transmite por LOS40 en Grupo Tribuna Comunicación, expresó que «lo primero que tenemos que hacer es que el proceso electoral se conduzca sin el control del gobierno sobre los órganos electorales; que habitualmente controlan el IEE, los comités distritales, municipales y las mesas directivas de casilla.

Segundo: garantizar que no se destinarán recursos públicos; quien se equivoque se irá de mi gobierno y se le fincarán responsabilidades, aquí nadie puede meter las manos con recursos públicos en favor de candidatos y partidos. Quienes tengan interés que se separen», indicó.

«Mi participación es de alguien que opina, no que decide, menos en Morena. No me meto en la vida interna de otros partidos como es la práctica de otros políticos locos. Que siempre su obsesión era el control de los partidos políticos.

Soy un político hecho, estructurado, tengo el equilibrio en mi carácter, en mi forma de ser y pensar, estoy convencido de eso y no quiero tener otro cargo. Quiero hacer las cosas bien.

Sí habrá tentaciones, y respecto de la definición de candidaturas, tendré opinión pero no intervendré; pero la regla es la regla: la encuesta, el mejor posicionado y no lo que diga el gobernador».

-¿Hay condiciones de que permanezca la 4T? -se le preguntó.

-Es una transformación de instituciones en todo el país; modificación al estado de Derecho; nos toca revisarlo desde el ámbito local, tenemos un sistema de leyes distinto. El lunes o martes presentaré la reforma al sistema notarial.

Y aclaró: «Yo a nadie he lastimado. A nadie le he hecho daño, como gobernante, no formo parte de los estilos de cómo se relacionaba el poder con ciertos grupos. Respeto a todos, escucho a todos, pero no tengo ánimo de estar quedando bien con nadie; mi gobierno está orientado a ser un gobierno de beneficio a los que menos tienen, pero no implica que no reconozca la pluralidad de la sociedad».

«A todos les dije seguridad pública, y lo estoy cumpliendo, combate a la corrupción, y lo estoy cumpliendo. Si en esos grupos hay quienes se beneficiaron por actos de corrupción, lo siento mucho. A esos que antes fueron delincuentes y hoy quieren ser candidatos, vamos a seguir, esos «apellidotes de la política no me impresionan, nunca los he tratado.

-¿No hay compromiso?.

-No, para nada. No me distraigo y no me preocupo por quedar bien con nadie.

«Hemos creado un gobierno muy cercano a la gente; cualquiera me habla. Me mandan mensajes, y respondemos a la necesidad personal y dolorosa de ayudar a personas. Ha habido abusivos, sí, intentos de fraude, pero es parte de la cotidianidad.

Ese era el propósito. Nunca volver a la frivolidad. ¿Dónde están gobernadores anteriores -a excepción de don Rafael, desaparecido?

«Son unos pinches millonarios de poca madre, horrorosamente ricos, asquerosamente ricos, ¿qué es eso? Sus colaboradores igual. Es para darnos asco lo que ha ocurrido en Puebla», opinó.

El peor momento de la pandemia

Informó que lo que vivimos hoy en el mundo con el Coronavirus es una «peste» y sólo lo vimos en películas. Para frenar su avance en Puebla se han destinado más de 3 mil millones de pesos, informó.

El estado de Puebla, y no es la excepción, está viviendo el peor momento de la pandemia, con un crecimiento exponencial de los contagios.

Pero ya aprendimos que el pacto comunitario, y después se relajó, pese a los decretos y las medidas, señaló.

En Puebla se desbordó la sociedad, como en muchas partes de México y el mundo; y tuvimos fin de año una convulsión social en las calles, y se rompieron todo cumplimiento de las reglas.

Hay medidas claras, firmes, pero a pesar de ello, el reporte que dio el viernes fue de 358 nuevos contagios; «ya estábamos en la meseta de los 250 contagios y ya se desbordó»; también adelantó 39 nuevos hospitalizados y 28 nuevos fallecimientos, lamentó.

«Las vacunas son la esperanza. La capacidad del hombre para sobrevivir en este tiempo, y el hombre y la ciencia crean la vacuna, pero su aplicación es muy compleja. Este mes se vacunará el personal médico en instituciones públicas, los de privadas lo están exigiendo, y estaremos atentos a la estrategia de la Federación.

Después, en febrero vendrá la aplicación a los mayores de 60 años, maestros y el resto en 10 mil puntos del país. Hoy en Puebla, en 37 puntos, y a partir de febrero debe haber cientos paras que todas las personas puedan tener acceso a ella. Pero la vacuna no va a dar. «La disciplina social y el entendimiento de que tenemos que cuidarnos es lo que nos salvará».

«Cuando la gente participa en fiestas criminales COVID puedo pensar que ha llegado a un nivel de descontrol que le perdieron el miedo a la muerte.

Señores, no estoy en contra de ustedes cuando les pido que cierren. Todo negocio que se abre provoca movilidad y riesgo de contagio. No es estar en contra de nadie. El transporte público. Debemos cumplir la disciplina en tanto la vacuna pueda frenar esto», señaló en la conversación cuya versión en Facebook le comparto: https://fb.watch/34zDLftkf5/

Crisis, factura social

En la Sala de Juntas donde ofrece sus conferencias de prensa diarias desde marzo, el gobernador Miguel Barbosa conversó con el reportero y con Irma Sánchez. Camisa blanca, chamarra de cuero, cubrebocas y su taza de café monocromática de talavera, a la izquierda. Detrás de él, las banderas del estado de Puebla y de México.

«Hay una crisis de salud que provocó una crisis económica y ésta puede provocar una crisis social. Por ello debemos garantizar la salud. En Puebla no hemos visto acumulación de pacientes en las calles sin atención en hospitales, ni de cuerpos de fallecidos por COVID-19. Nos faltan recursos. Tenemos un presupuesto 2021 de 96 mil millones de pesos, pero de ellos 40 mil se destinan a educación; 13 mil millones irán a la salud, 4 mil millones para seguridad pública. La secretaria de Finanzas, adelantó, anunciaría el plan de estímulos fiscales que consideran postergar el reemplacamiemto, el control vehicular, condonaciones de multas.

Ante una pregunta de Irma Sánchez, dio por hecho que se profundizará la pobreza extrema y la alimentaria. «Yo me preparé para ser gobernador, no porque fuera una obsesión. No porque decía que Dios me iba a permitir ser gobernador, sino que a la política hay que tenerle respeto, pero mira nadamás lo que me tocó gobernar. No me siento el gobernador de la mala suerte, sino que en todo caso fue predestinado para gobernar, y lo tengo que hacer con mucha firmeza, con mucha certeza y honestidad».

Querrá crecer la delincuencia

A pesar de la pandemia, la delincuencia no se detiene. Hemos combatido a la delincuencia. Los resultados fuertes han sido desde marzo pasado, aunque la combatimos desde el 1 de agosto de 2019, pues se redujo cada mes el índice delictivo. Pero no había estrategia fuerte por falta de mandos necesarios.

Recordó que el horrendo asesinato de tres estudiantes de medicina y un conductor de Uber en marzo de 2020, cuyos responsables están detenidos. A partir de entonces «cambié de mandos, golpe de timón, disolución de bandas, más de 3 mil 500 detenidos.

La estrategia es que cada delito tiene una forma de combatirlo. El robo a transporte, el robo a trenes, con estrategia, tecnología, Guardia Nacional y Sedena en la zona de Cañada Morelos, Esperanza, San José Carpinteros, donde había cuatrimotos y drones, y en cuanto había alguna obstrucción de la vía, llegaban las fuerzas del orden y se impidieron los intentos de robo hasta que cesaron y se fueron de Puebla a Tlaxcala e Hidalgo».

Resaltó que las bandas les recogían lo robado a las familias humildes a los que contrataban para bajar los artículos robados. Así, la lucha contra la delincuencia es un asunto inacabado, de persecución y contención. La corrupción permitió la delincuencia, la vinculación de la política con la delincuencia, y los beneficios económicos de los hombres del poder.

Es un asunto real, de miedo pero real. Había un desorden en ese tema. La policía estatal y municipal estaban cooptadas. El huachicol es un delito «madre» porque patrocina los demás delitos, y es un delito de quienes deben dar la mayor información no la dan: Pemex. Hemos disuelto bandas, la de los Valencia, con generaciones de familiares gobernando en Venustiano Carranza. Hay cinco municipios donde pasan los ductos. Son 99 kilómetros de ductos en Puebla. Es ahí donde se hacen las capturas.

Puebla no está paralizada

No tenemos parada la economía por nuestro presupuesto, subrayó. «Cerramos el año con obras por 3 mil 500 millones de pesos; 400 kilómetros de construcción o rehabilitación de carreteras en las sierras, Norte y Nororiental, la sierra Negra, la Mixteca, el Periférico Ecológico, y obras educativas, de agua potable, alcantarillado y vivienda para frenar la pobreza. No hemos recibido inversión federal para estos proyectos, igual que otros estados.

Tenemos un apoyo inédito al campo. Más de mil millones al agro. No estamos parados. Los temas de desarrollo que necesitamos activar dependen de permisos. No quiero inversión pública en el aeropuerto, sólo pido 51% de participación para dárselas a los privados; nosotros hacemos la pista de rodamiento para hacer del aeropuerto de Huejotzingo el eje central de carga para la región.

Pedimos que nos autoricen la inversión den barrios originarios. También la liberación de terrenos que se apropiaron para Cola de Lagarto. Y la agencia Estatal de Energía un poco detenida por la política federal de no dar facilidades a las empresas limpias. Y Ciudad Modelo ya tenemos limpio el lugar, fuera de corrupción y estamos en la ruta de regresar a su origen».

Y ya el colofón:

-¿Con qué sueña? -se le preguntó.

-Híjole, con toda mi vida. Con mis adversarios políticos. Sueño mucho con mi papá. Es por temporadas. Mi mujer se ríe mucho. Yo me acuerdo de lo que sueño y duermo plácidamente, porque para dormir hay que estar cansado, y yo cuando llego y pongo mi cabeza en la almohada ya estoy muy cansado.

-¿Cómo va su relación con su esposa?

-Bieeeen. Esa cosa ya no tiene remedio. Es plena, feliz. Tengo una familia diferente a las familias del poder. Mis hijos están fuera, haciendo cosas distintas a la política. Somos diferentes.

Lo más visto

Quizá te interese

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
error: Content is protected !!