El Heraldo de Puebla

Cuidados básicos después de un legrado

Tras ser intervenida por una operación de legrado, una mujer necesita de un periodo mínimo de tiempo para volver a realizar sus actividades cotidianas normales, que puede ser desde el mismo día de la intervención o varios días después. Estos son los cuidados básicos que debes tener en cuenta después de un legrado y las mejores recomendaciones para sobrellevar la situación.

Es muy común que, tras este proceso, se sienta un poco de dolor en la zona tratada, además de sufrir cólicos abdominales, molestias en la pelvis o en la espalda. Esto se puede aliviar con analgésicos generales y es algo normal.

Además, si se ha realizado esta intervención por un aborto espontáneo, también tendremos que tener en cuenta los posibles efectos negativos en el estado anímico de la mujer y sus posibles consecuencias, entre ellas la más grave, la depresión.

A continuación, vamos a detallar en qué consiste el legrado uterino cuando un embarazo no llega a término, los consejos básicos para el cuidado después de un legrado y cuánto tiempo necesitamos antes de volver a la normalidad.

¿Por qué se realiza un legrado uterino?

El legrado uterino es un procedimiento quirúrgico que se realiza para eliminar mediante raspado algunos tejidos que se encuentran dentro del útero, bien para limpiar o bien para sacar muestra de algún tejido para una prueba médica. Aunque, los diferentes tipos de legrados se conocen habitualmente por ser realizados tras un aborto espontáneo de una mujer, también se realiza como diagnóstico de algunas enfermedades como podrían ser el cáncer de útero o irregularidades en el periodo, entre otros casos.

No suele afectar a la fertilidad ni a la vida normalizada de la mujer, aunque sí es un proceso que requiere anestesia general y unos cuidados postoperatorios propios para que no quede ningún tipo de señal de que se ha realizado la intervención en la mujer.

Recomendaciones tras un legrado

Toma nota de los cuidados necesarios después de un legrado y algunos consejos que te ayudarán a sentirte mejor:

Al tratarse de una operación, se necesitan al menos 24 horas de reposo tras el legrado uterino.

Uno de los consejos después de un legrado más importantes es que se debe permanecer en la cama o recostada, no completamente sentada y no realizar actividades de esfuerzo físico excesivo.

Aunque del hospital puedes salir a las pocas horas de la intervención, es normal que después comiences a tener dolores y síntomas postoperatorios, pues la anestesia se estará yendo de tu organismo.

Por ello, es recomendable también que te tomes los analgésicos que te han recetado tras la operación y hacer las cosas cotidianas poco a poco y hacer vida normal tan pronto como te encuentres en plena forma. Después de pasadas las 24 primeras horas, debes caminar y moverte para que el cuerpo no se atore.

Si, tras uno o dos días después de la intervención, sigues notando síntomas de que no se ha recuperado tu cuerpo, debes acudir al centro médico más cercano, sobre todo si notas fiebre, calambres, flujo vaginal con mal olor o mareos, entre otros problemas graves.

Tiempo de reposo tras un legrado uterino

Para una óptima recuperación de un legrado uterino, debes dejar pasar las primeras 24 horas después de ser intervenida. Aunque, según tu caso y las recomendaciones del médico, se podrá alargar el tiempo de reposo.

Recuperación después de un legrado

Además de este periodo de descanso, se recomienda no tener relaciones sexuales al menos en los 15 días posteriores a la intervención ni realizar duchas vaginales. Por otro lado, deberás esperar para volver a quedarte embarazada tras un legrado, para tu cuerpo esté en óptimas condiciones.

Añadido a esto, tampoco es recomendable usar tampones en la siguiente regla y evita realizar ejercicio físico de gran impacto que pueda agravar el estado de nuestro útero tras proceder al legrado.

Aunque es una operación de bajo riesgo, es necesario seguir todos los cuidados necesarios después de un legrado y también respetar un periodo de vuelta a la normalidad.

No tengas miedo en hacer tus tareas cotidianas, pero tampoco hagas esfuerzos que podrían empeorar tu estado los días después de la intervención. Deja que todo se recupere completamente.

Con información de elembarazo.net

Fotos de Royal Hospital y Reproducción Asistida ORG y Web Consultas

Lo más visto

Quizá te interese

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
error: Content is protected !!