El Heraldo de Puebla

Forma y Fondo

Vestigios de 900 años en Atlixco (1)

 

Por Leticia Montagner

Un piso de cal con un escalón preservado y vestigios de un probable altar con muros de piedra cuya temporalidad coincidiría con el arribo a Atlixco de migrantes toltecas-chichimecas y teochichimecas, hacia el año 1100 D.C., fue descubierto por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el cerro de San Miguel.

Este cerro estaba consagrado a Macuilxóchitl, deidad nahua de la música y la danza, de allí que es probable que el uso dancístico que hoy tiene la plaza, se compagine con su antigua ritualidad.

Cada año, el último domingo de septiembre, las comunidades indígenas de Puebla, integradas por nahuas, otomíes, popolocas, mazahuas y mixtecas, entre otras, se congregan en la Gran Fiesta de Atlixco o HueiAtlixcayotl, para celebrar el día de San Miguel Arcángel y agradecer la temporada de cosecha.

Si bien el 2020, el festival se suspendió por la pandemia, los trabajos de remodelación quepor iniciativa del Gobierno de Puebla, se realizan sobre la Plazuela de la Danza, el principal escenario de la celebración,  han permitido descubrir una serie de vestigios arqueológicos.

Los investigadores deducen que, en tiempos prehispánicos, una explanada muy similar a la actual, consagrada a ceremonias en honor a las antiguas deidades, pudo existir en el mismo sitio.

Arqueólogos del INAH, quienes desde agosto de 2020 supervisan las obras de remodelación, comentan que el elemento más notorio hasta ahora ubicado, es un piso de cal que preserva un escalón, cuya temporalidad podría remontarse a 900 o 700 años.

Esta fecha, entre los años 1100 y 1300 D.C., corresponde al paso del periodo Posclásico Temprano al Medio, coincide con las crónicas históricas que, hacia esa época, apuntan la llegada de migrantes toltecas-chichimecas y teochichimecas al valle de Atlixco.

El investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, Miguel Medina Jaen, informa que el piso, descubierto al oriente de la plaza durante la cimentación para el nuevo palco del anfiteatro, está muy deteriorado debido a que fue dañado cuando se construyó la Plazuela de la Danza, en los años 60, aunque conserva una porción que mide más de 10 metros de largo por dos de ancho en su área expuesta. (Continuará).

[email protected]

Periodista. Catedrática de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP. Pionera en Puebla de noticiarios y programas de radio con perspectiva de género desde 1997.

 

Lo más visto

Quizá te interese

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
error: Content is protected !!